Noticias

El IPYS y la GI-TOC colaboran para descubrir los vínculos del crimen organizado en América Latina y los Balcanes Occidentales

El IPYS y la GI-TOC colaboran para descubrir los vínculos del crimen organizado en América Latina y los Balcanes Occidentales

Una nueva iniciativa en colaboración entre el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) y la Global Initiative Against Transnational Organized Crime (GI-TOC) busca identificar, mapear e informar sobre los vínculos entre estos grupos criminales en América Latina y los Balcanes Occidentales.

Sobre el comercio transcontinental de cocaína

Durante años, los ciudadanos de los Balcanes han facilitado los envíos de cocaína desde Colombia, Ecuador y Brasil a Estados Unidos y Europa. Emisarios de los cárteles balcánicos han viajado a países latinoamericanos para cooperar con las mafias locales, negociar precios y organizar envíos de cocaína.

Desde 2003, la producción de cocaína se ha duplicado con creces, generando miles de millones de euros en dinero de la droga para las redes criminales europeas. Los ciudadanos de los Balcanes y sus homólogos de las organizaciones delictivas latinoamericanas llevan años trabajando juntos en el comercio transcontinental de cocaína.

La pureza de la cocaína incautada en Europa ha aumentado hasta el 90% en la última década. Según los informes, los envíos de droga se han traficado principalmente ocultándolos entre contenedores de carga de plátanos, aunque los traficantes son cada vez más sofisticados y cambian sus modos de transportar la cocaína. La droga suele enviarse a los principales puertos de Europa Occidental, incluidos los de España y Bélgica, así como al sureste de Europa, y luego se redistribuye a otros países consumidores de Europa.

Formación para periodistas

El programa construirá inicialmente una red de periodistas en ambas regiones, proporcionándoles las herramientas para investigar las redes que abarcan estas dos regiones. El papel del IPYS será ayudar a identificar a los periodistas de América Latina para el programa y organizar sesiones de formación para proporcionarles las metodologías de investigación del crimen organizado.

La formación también abarcará las dinámicas que han dado lugar a la participación de los grupos criminales de los Balcanes Occidentales en el tráfico de cocaína. Para concluir la iniciativa, el GI-TOC publicará un informe sobre los flujos delictivos transcontinentales que evalúa el comercio de drogas ilícitas, así como su impacto en el desarrollo y la gobernanza a nivel local en ambas regiones.

Esta colaboración refleja el compromiso del GI-TOC de crear una base de datos sobre la delincuencia organizada transnacional que sirva de base para el desarrollo de nuevas políticas estratégicas y enfoques programáticos para hacer frente a la delincuencia organizada a nivel local, nacional e internacional.

Lucha contra la delincuencia organizada

Es un resultado del Observatorio de las Economías Ilícitas en el Sudeste de Europa, una plataforma regional de GI-TOC que conecta y capacita a analistas y actores de la sociedad civil en Albania, Bosnia y Herzegovina, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte y Serbia.

El Observatorio tiene como objetivo permitir a la sociedad civil identificar, analizar y cartografiar las tendencias delictivas y su impacto en los flujos ilícitos, la gobernanza, el desarrollo, las relaciones interétnicas, la seguridad y el Estado de Derecho, y les apoya en su seguimiento de la dinámica nacional y de las tendencias más amplias de la delincuencia organizada a nivel regional e internacional.

El objetivo de la GI-TOC en América Latina es promover políticas de lucha contra la delincuencia organizada y fomentar la resiliencia de las comunidades mediante un enfoque basado en los derechos humanos. La organización ha apoyado proyectos comunitarios en nueve países de la región. Los periodistas son una comunidad crucial: su reconocimiento, apoyo y compromiso han sido siempre una parte importante del trabajo de la GI-TOC.

Adriana León, Directora de Libertad de Información del IPYS, dijo: "Este proyecto será una valiosa contribución a la profesionalización del periodismo latinoamericano dedicado a cubrir el crimen organizado. Nos entusiasma el desafío de establecer una red de periodistas que encabece investigaciones transnacionales sobre el tema. Confiamos en que los resultados serán esclarecedores y tendrán un impacto regional".

Mark Shaw, Director del GI-TOC, dijo: "El núcleo de las actividades del GI-TOC en los Balcanes Occidentales es su compromiso con los medios de comunicación. Los periodistas son socios clave a la hora de recopilar información y concienciar sobre el impacto de la delincuencia organizada en las comunidades locales, así como en el fortalecimiento de la resiliencia. Estamos muy entusiasmados con la idea de ampliar esta labor en América Latina mediante la creación de redes para contrarrestar las redes".