Inicio de sesión

COMUNICADO IPYS

Como es público, en el año 2014, Odebrecht fue un auspiciador de los Premios Nacionales de Periodismo, que entregan el IPYS y la Pontificia Universidad Católica del Perú. El monto recibido por el IPYS para el lanzamiento y organización del premio en 2014 y parte del 2015, es de US$ 220,150. El convenio entre el IPYS y la empresa ​que circula en redes,  y que está tomado de nuestra página web, corresponde a un acuerdo por dos años, rescindido en junio del  2015, rescisión que fue publicada en su momento, ante las evidencias de corrupción de la empresa aparecidas en Brasil. A partir de junio de 2015 ​y hasta hoy, ​los Premios son auspiciados por otras empresas e instituciones, conforme puede apreciarse en  la web de esta actividad. Ninguno de estos auspicios comprometió la orientación de los premios ni la independencia del IPYS en el cumplimiento de su misión. 

militares arremeten contra periodistas en Apure

ALERTA / 
Publicado el 09/12/2010
militares arremeten contra periodistas en Apure

El 6 de diciembre de 2010, funcionarios de la Guardia Nacional golpearon a los periodistas Alí Pérez, del diario Visión Apureña, y a José Ramón González, secretario general regional del Colegio Nacional de Periodistas. El hecho ocurrió en el Puente María Nieves, que da entrada a la ciudad de San Fernando de Apure (suroeste de Venezuela).

Los periodistas cubrían una protesta de empleados de la Gobernación del estado Apure que reclamaban reivindicaciones salariales. Los manifestantes habían cerrado el acceso al puente –única vía de entrada y salida de la ciudad- por más de ocho horas, por lo que el General Pedro Gómez, según contó González, dio la orden de acabar con la manifestación por la fuerza.

En medio de la revuelta, González intervino para defender a una mujer y cuando la estaba apartando un militar lo tomó por el cuello, asfixiándolo, mientras otro lo golpeaba. Los efectivos, además, lo insultaron y lo acusaron de mentir. Los militares amenazaron a González con llevárselo detenido. La situación se calmó por la intervención de los manifestantes, quienes lo protegieron. Pérez quiso fotografiar la agresión, pero fue interceptado por dos funcionarias de la Guardia Nacional que lo empujaron e intentaron quitarle su cámara fotográfica, aún habiéndose identificado como fotógrafo. Otro militar intercedió para que lo dejaran seguir trabajando.

González denunció las agresiones ante la Fiscalía (Ministerio Público).


Compartir